Crítica | ‘Casa Casino’ (2017)

Llenaré mi casa con casinos y furcias.

Resultado de imagen de the house 2017

Si el mundo se divide entre los que piensan que Nicolas Cage es buen o mal actor, otra parte se divide entre los que les hace gracia Will Ferrell y los que consideran que es un payaso sin ningún tipo de vis cómica. Por suerte, un servidor se mantiene en el primer grupo, y sin ser un amante de toda su filmografía, si tengo varias de sus cintas entre las mejores comedias de los últimos 10 años, vamos allá:

La hija de Scott (Will Ferrell) y Kate (Amy Poehler) ha sido aceptada en una prestigiosa universidad de Estados Unidos, el problema es que han perdido la beca que les permitía financiar la enorme factura que supone dicha admisión, y se ven con el agua al cuello para poder permitir que su hija se escolarice. Por cosas del destino, el mejor amigo de Scott, Frank (Jason Mantzoukas), les propone abrir un casino ilegal en su casa y asi poder sacar el suficiente dinero.

Si mi memoria no me falla, vi el tráiler de esta película hará unos 2 años atrás, y sin ser un “must see”, sí me entró la curiosidad por mi fetiche de ver este tipo de comedias chorra que son más un desconecta-neuronas infalible que una recomendación certera. Finalmente, Netflix ha comprado los derechos y nos ha llegado a España con un pésimo doblaje (ver en versión original por favor) y con algún que otro chiste desfasado (chistes sobre Obama siendo presidente, ups) y que queréis que os diga, me lo he pasado genial.

Resultado de imagen de the house 2017

El nivel de gags es bastante elevado y la mayoría de ellos funciona debido al dúo cómico formado por Ferrell y Poehler, que pese a tener cero química como matrimonio, siempre es divertido ver a personas que son como críos ejerciendo como padres. A su vez, la tercera pata del trío protagonista, Jason Mantzoukas, es efectivo como motor para desatar la locura en este matrimonio y al eliminar el personaje sensato en la cinta, hace que los momentos absurdos se vayan acumulando y que acaben implosionando en una carcajada fruto de lo imprevisible.

Nuevamente, el plantel de colegas de estos cómicos se une a la fiesta, y es un placer ver a otros genios del panorama estadounidense como Nick Kroll (al que ahora amamos más por ‘Big Mouth’), Rob Huebel, que parece que se va a especializar en hacer de capullo, o un cameo sorpresa, al que no voy a mencionar pero que justificaría algunos de los últimos acontecimientos del universo Marvel (jiji, ahí lo dejo). Por su parte el sector femenino también esta compensado con una Poehler que hace lo que más le gusta, que es desatarse a mas no poder y aunque me falta un cameo de su compañera de armas Tina Fey, está cojonuda en sus momentos de improvisar.

Como único punto negativo sería un pequeño bajón de ritmo que se nota antes de la conclusión final, pero que igualmente no perjudica el producto. Una de esas cintas cuya fórmula mágica siempre será: amig@s, comida basura y algún tipo de droga (alcohol o lo que os vaya), para una tarde aburrida y sin nada mejor que hacer.

Valoración:

Batman complacido
Batman complacido
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.