Crítica | ‘Bodied’ (2018)

Si er Joseph Kahn te vasilah, tú te callah y lo asimilah.

Resultado de imagen de bodied movie

Una de las consecuencias de ser cinéfilo es la manía persecutoria que te surge hacia ciertos directores/creadores. Algunos te venden sus proyectos más por su renombre que por la propia cinta en sí, y en otros, ves tanto potencial futuro que, si salen de su cueva para realizar una nueva película, no puedes más que sacar tu vena curiosa y decirte a ti mismo: a ver qué ha hecho esta vez. Esto me pasa con Joseph Kahn, cuya filmografía compuesta en su mayoría por videoclips, no daría pie a ser una persona a la que seguir fanáticamente, pero siendo el autor de esa joya que ya exalté por aquí, como es ‘Castigo Sangriento’, fue ver que se había vuelto a poner a las manos de un largometraje y enseguida decirle a Imanol; “Quiero ver qué ha hecho ahora“.

Adam (Calum Worthy) es un estudiante universitario siempre a la sombra de su padre, un famoso escritor y profesor de la misma carrera que estudia. Obsesionado con la lírica, decide centrar su tesis en las batallas de rap y esto le lleva por circunstancias de la vida a competir contra otros raperos y a ser el protegido de uno de ellos, Behn Grymm (Jackie Long).

Imagen relacionada

Lo que en un principio podría ser una pseudo parodia de ‘8 Millas’ (Curtis Hanson, 2002) y más cuando uno de los productores es el mismo Eminem, es, entre otras cosas, una mordaz critica a una generación y una sátira del mundo del rap, desde sus principios básicos hasta los pilares más actuales, sin resultar una falta de respeto a una simple burla a un estilo musical, pero mostrando sus cosas positivas, negativas y absurdas. Si bien Kahn no se vuelve tan loco a nivel de montaje o grafismo en pantalla como hizo en su anterior película, mantiene esos diálogos cargados de mala leche, critica a la cultura pop y burla (aquí sí) a la generación millenial y la generación z, obsesionada con la corrección política extrema, donde todo es ofensivo si obviamos el contexto y nos centramos en las palabras. Esto se ve reflejado en el personaje de la novia de Adam, Maya (Rory Uphold) quien es un prototipo clásico de la generación futura que estamos creando.

Quizás sus únicos puntos negativos es que el desarrollo de personajes resulta algo escueto debido a como quieren centrarse todo el rato en las batallas de rap, siendo en ocasiones algo largas y que pese a presentarse como batallas de boxeo entre diferentes competidores, a veces resultan poco dinámicas o inspiradas. Si a esto le sumamos que la única forma de acceder a la película es a través de Youtube Premium y que algunos subtítulos no están muy inspirados a la hora de traducir según que rimas, se pierden muchos golpes cómicos que tan solo serán captados por aquellos con un buen nivel de inglés.

Resultado de imagen de bodied movie

Para un servidor, su opera prima anterior era un pelín superior a esta (lo siento, me niego a aceptar ‘Torque: Rodando al límite’ (2004) como su primera cinta) pero sin ser un fan acérrimo, siempre reivindicaré que el día que a este señor se le dé la oportunidad de rodar una cinta blockbuster como una peli Marvel por ejemplo, nos vamos a cagar todos en los pantalones.

Valoración:

71200_71170-71174_1to1_MF_MUGSHOT_Batman_336
Lego Batman satisfecho
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.