Crítica | ‘The Good Cop’ T01 (2018-?)

Una propuesta muy usada, pero que cambiando detalles funciona muy bien.

Es el turno de una nueva crítica sobre una serie estrenada recientemente en nuestra plataforma favorita: Netflix. Esta vez voy a hablar de una serie policial cuyo esquema de capítulos ya los tenemos más que vistos, pero han sido tan inteligentes de que, con un simple detalle diferente a otros ejemplos, consigue un resultado positivo y entretenido.

Estoy hablando de ‘The good cop‘, la serie de comedia creada por Andy Breckman, cuya serie contiene 10 capítulos auto conclusivos y que recuerdan a otras series como ‘El mentalista’ (Bruno Heller, 2008-2015), ‘The Blacklist’ (Jon Bokenkamp, 2013-?) o ‘Miénteme’ (Samuel Baum, 2009-2011). Pero a esto le han añadido un poco del humor absurdo de series como ‘Brooklyn Nine-Nine’ (varios creadores, 2013-?).

Esto es lo que, desde mi punto de vista, hace que esta serie no sea repetitiva o copia de ninguna otra. Coge ideas de ambos estilos, pero no se carga hacia ningún lado, lo que provoca que se haga amena y graciosa, ya que no es humor absurdo constante, sino en momentos bien escogidos. Pero empecemos por lo importante.

La serie narra la vida del policía Tony Caruso Jr. (Josh Groban), un policía adicto a lo correcto y legal, viendo infracciones por todos lados y siendo demasiado perfeccionista. Tiene que convivir con su padre Tony Caruso Sr. (Tony Danza), un antiguo policía expulsado del cuerpo por ser corrupto. Tony Jr. se encarga de diversos casos de homicidios junto a su equipo, formado por: Cora Vasquez (Monica Barbaro), Burl Loomis (Isiah Whitlock Jr.) y Ryan (Bill Kottkamp).

El reparto es lo mejor de todo. Empezando desde la increíble pareja que hacen los Caruso (padre e hijo), quienes tienen tantas diferencias que hacen que su convivencia sea una comedia perfecta. De los otros tres personajes también hay que destacar las diferencias entre ellos, ya que es lo que hace que el toque de humor quede tan bien. Cora es la mejor del equipo (sin contar con Tony Jr.) pero un poco impulsiva; Loomis es un policía vago acercándose a su jubilación, por lo cual no piensa esforzarse en nada; y Ryan es el informático que solo entiende de máquinas y videojuegos, nada de relación interpersonal.

El problema está en el hecho de que cada capítulo tiene su propio final, por ello no llega a enganchar del todo la serie, porque falta una trama central que atraiga a los espectadores. Como mucho te presentan una pequeña trama, que parece que puede ser la importante, al principio del primer capítulo y al final del último, que es la muerte de la madre de Tony Jr.

Exceptuando eso, los casos que se llevan a cabo a lo largo de los episodios son bastante buenos. Aunque haya algunos que se descubra muy pronto quien es el culpable, lo interesante es encontrar el motivo y el cómo lo han hecho.

Todo esto, sumado a los momentos humorísticos que crean los personajes, hace de la serie un producto aceptable y divertido. Además, la duración de los capítulos es de 42 minutos (más o menos), y no se hace pesado en ningún momento. Y el número de capítulos no es excesivo, no son 22, lo que acostumbran a hacer este tipo de series policiales.

En definitiva, un producto recomendable y que deja un buen final abierto para una futura segunda temporada. Si queréis ver alguna serie que sume intriga y humor, esta es una buena candidata.

Valoración:

Batman complacido
Batman complacido
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.