Crítica | ‘Monkey Twins’ T01 (2018-?)

Las telenovelas en Tailandia molan mucho.

Ver las imágenes de origen

Vuelvo a la carga en Batseñales con lo que, a este paso, se va a convertir en mi especialidad. Exacto, vuelvo para escribir una crítica de un nuevo producto audiovisual asiático que nos ofrece Netflix.

Esta vez es el turno de ‘Monkey Twins’, la nueva serie tailandesa de artes marciales creada por Nontakorn Taweesuk, bastante especialista en este tipo de productos ya que es famoso por las dos primeras entregas de ‘Ong Bak’ (Prachya Pinkaew, 2003).

Lo bueno de haber empezado a ver series asiáticas que nadie conoce, es que, una vez empiezas, te van saliendo muchísimas recomendaciones y, como en este caso, algunas sorprenden para bien.

Ver las imágenes de origen

Esta serie narra la vida de Mawin (Phakhin Khamwilaisak), un policía que es mandando en una misión secreta a investigar un grupo mafioso de Tailandia. Durante la investigación se debe quedar en la casa de un hombre del pueblo, donde conocerá a sus nietos Neua (Sumret Muengput) y Namtarn (Alisa Kunkwaeng). Junto a su nuevo “hermano” deberán luchar contra el mundo de la droga y su líder  Taycho (Akkarat Nimitchai).

En cuanto vi esta sugerencia decidí verla directamente, ya que soy un fan absoluto del muay thai y de los productos audiovisuales que contienen peleas tailandesas. Siempre me dejan alucinando porque tienen una destreza absoluta para las coreografías de lucha y, en ocasiones, parece que se dan de verdad sin hacerse real daño (ya que son actores y dudo que se golpeen fuerte en serio).

Al empezar la serie, descubrí que, en realidad, es una telenovela. Sí, las típicas que conocemos de Sudamérica en las que hay traiciones e historias de amor y desamor. Pues es exactamente eso, solo que le añaden escenas de acción (y muy buenas).

Phakhin Khamwilaisak in Monkey Twins (2018)

Es cierto que en algunos momentos se haga pesado toda la trama que recuerda a la típica telenovela, los cuales están remarcados por la tópica música de estos productos, pero lo que más destaca en la serie son las luchas. No exagero cuando digo que muchas de las batallas que he visto aquí, (por no decir todas), se han convertido en las mejores que he visto.

La historia de la droga y la mafia tailandesa no es nada original. Todos los giros ya se han visto en alguna que otra película y, por este motivo, no te sorprenden, puesto que ya te los esperas. Pero, me repito de nuevo, todo se salva con las coreografías.

Quiero destacar, acostumbrado a ver unas actuaciones bastante deficientes por parte de actores/actrices asiáticos/as, que esta vez no es así. Todos son muy buenos y transmiten perfectamente lo que es necesario en todo momento, especialmente Namtarn que es la que más cambio puede tener dentro de la serie. Aunque hay alguna excepción, como Phueak (Warawut Poyim), un personaje bastante exagerado y sobreactuado.

En definitiva, una serie que no deja de ser una telenovela, pero que sorprende muchísimo con las escenas de peleas, lo que consigue que pase a ser una serie buena, interesante e impactante. Aunque debo admitir que si no hubieran añadido luchas sería bastante aburrida.

Valoración:

Batman complacido
Batman complacido
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.