Pijameo USA | Semana 9 (06/06/2018)

Nuevos comienzos, mismos héroes.

SERIES MARVEL

‘Deadpool’ #1. Estaba esperando con ansias a Skottie Young en este Fresh Start. La serie de Deadpool ha tenido unos cinco años espectaculares gracias al trabajo de Gerry Duggan y al empuje de la primera película. La entrada del gran cartoonista de Young, -después de lo que nos trajo con ‘I hate Fairyland o con el muy digno ‘Rocket Racoon’ más la salida de la hilarante segunda entrega fílmica del personaje, me generaba grandes expectativas pero también significaba asumir riesgos.

Podemos ver cómo inmediatamente el cambio que se introduce es la asimilación del personaje del cómic con el del cine. Un proceso similar por el que Brian Michael Bendis hizo pasar a Tony Stark.

Seguramente muchos fans critiquen airadamente esta decisión. A mi parecer es absolutamente correcta, lamentablemente los lectores adultos somos demasiado conservadores y nos hemos quedado atascados en nuestra adolescencia. Consideramos que los personajes no pueden cambiar.

Personalmente prefiero al Deadpool y al Iron Man de las películas, que se vio plasmado en el cómic. Me encanta el MCU o sus aledaños, convirtieron a nuestros amados superhéroes de nicho en un producto de consumo tan masivo como el de la Golden Age.

Aún cuando no se lea tanto como en aquella época, los cómics en general y los superhéroes en particular, tienen mayor penetración cultural en este entrado siglo XXI que a mitad del siglo XX.
En este contexto me parece un gran número uno con invitados fantásticos y grandes personajes que se incorporan a la serie.

Desde el guión el gran problema de Deadpool siempre será la absurda necesidad de calificarlo para menores. Es absolutamente innecesario tachar tantas palabras que casi siempre son solamente SHIT y FUCK. No me parece tan grave.

Otra de siempre de Deadpool: me encanta el arte y los rótulos de la serie. Es difícil que no me guste, nunca tendrá un estilo que no sienta cómodo, tampoco le quedan los realismos o ese color horrible que utiliza Larrocca -y similares- en tantas colecciones de Marvel. Los rotuladores más allá de la voz particular que tiene Deadpool, siempre son interesantes porque al tratarse de una comedia apuestan por más.

El issue trae dos historias, una que será la trama de fondo de la serie y otra bien de broma que tiene momentos bien Deadpool, como fueron los Clásicos Killustrated.
Muy disfrutables ambas. Si te gustó ‘Deadpool 2, compra.

20180607_231253

Immortal Hulk#1. La nueva serie de Hulk, significa el retorno definitivo del género del terror a las editoriales major del cómic estadounidense -junto a la soporífera ‘Curse of Brimstone’-. El camino había sido interesantemente seguido por DC durante el New 52 cuando teníamos las series de Swamp Thing o Animal Man con resultados más o menos interesantes. Joe Bennett, Ruy Jose y Paul Monts hacen un trabajo artístico impresionante que recuerda a los mejores momentos del género en la editorial Vértigo.

El Hulk es enorme, macizo y está muy enojado. Vengativo con los valores morales reinantes, o al menos los que defiende el autor. En las películas de terror con adolescentes, las mujeres que tienen sexo y las minorías son las potenciales primeras víctimas del monstruo. Al Ewing es uno de los escritores más políticamente conservadores de la editorial, lo que lo hace ideal para un género que desde los Estados Unidos siempre ha bajado línea moralista como explicaba. Seguramente se explotará la doble personalidad del protagonista, pero también lo que genera socialmente y sobre todo -ya lo dice el título- su imposibilidad de morir. Es un título muy interesante porque introduce una voz diferente a la editorial, que sufría de una dictadura de lo políticamente correcto.

Screenshot_20180610-202500

‘Doctor Strange’ #1. En el All New All Different, coincidentemente con el momento de cartel del personaje previo a la película, Jason Aaron y Chris Bachalo se hicieron cargo de una de las mejores colecciones de esa etapa de la editorial. La serie mantuvo alto su nivel con Donny Cates. Se cerró con Damnation, un evento co-escrito junto a Nick Spencer y con Rod Reis al dibujo, que me sorprendió muy gratamente. Me sorprendió porque ocupó muy bien varias colecciones, les conectó adecuadamente y la propuesta fue llamativa desde el inicio.

¿Cuál era la necesidad de resetear el personaje? Aparenta más ser un reacomodamiento de equipos creativos que una real necesidad artística.

Sin embargo a priori Waid nunca puede llegar mal pisado, es uno de los grandes del cómic de superhéroes. Lamentablemente inventa una forzada reflexión interna, un excusa, y aburre con ella medio número. Lo que grandiosamente sabe hacer, que es la acción aún impulsada por el diálogo, queda totalmente desfigurada en este primer número.

Jesús Saiz es el dibujante de esta nueva serie del Fresh Start, tremendo dibujante. Lamentablemente para mi gusto arruina todo su trabajo con la ambición de colorearse. Lo mismo que me pasa con Salvador Larrocca cuando lo hace. Son grandes dibujantes que utilizan de forma el color de una forma que me impide la lectura.

Screenshot_20180610-205402

Como lector soy de darle más importancia a los guiones. Y si bien los argumentos de los 70s y 80s me gustan más que nada, como a todos los que somos fans de esto; me siento apartado de todos los colegas comiqueros cuando soy un declarado fanático de las formas de relato actuales, el decompressive storytelling, Brian Michael Bendis y todos esos números con diálogos que parece no llevan a nada.

Sin embargo la parte artística me habilita a leer o no una historieta. Es una especie de presupuesto mínimo, el dibujo me tiene que atraer al menos algo. Y en el caso de este primer número de Doctor Strange, me dieron ganas de clausurar la lectura. ¡¡Cuidado!! Es una cuestión de gusto personal, me ocurre lo mismo con ‘Iron Man: Extremis’. Y no es el color digital, porque en casos como el que podemos ver en el Flash del Rebirth, me fascina. Es ese color. Me lo arruina. No voy a poder seguir esta serie que no me llamó la atención desde su historia y su escritura, pero que su arte no me deja continuarla.

Para concluir la reflexión sobre los diálogos y el arte, quiero tanto fijar un gusto personal como abrir una polémica, un equipo ideal para los superhéroes: Byrne con Bendis. Y, ¿por qué no? Grant Morrison con Jack Kirby.
Screenshot_20180610-210226

SERIES DC

‘Justice League’ #1. Comienza la etapa de Snyder a cargo de la Liga de la Justicia. ¡¡Scott!! Porque recientemente Zack ha perdido lugar en las películas para que en el DCU gane más lugar Johns. Esto creo que es una novedad importante para lo que venía escribiendo en mis reseñas y voy a desarrollar más adelante en el presente artículo así como en lo sucesivo en relación a esta editorial.

El evento DC Metal empezó a lo Morrison y terminó a lo Dan Didio. Entonces el tema del Multiverso terminó perdiendo interés por falta de cohesión, de referencias y de esa lógica volada que no puede llevar adelante Snyder. No es contra él, pero pienso que está siendo demasiado obediente con lo que le dictan sus jefes y pierde potencia su escritura.

En este primer número de la Liga, Snyder nos devuelve muchos elementos que extrañábamos: el Hall de la Justicia, al Martian Manhunter y hasta la épica mesa de reuniones. Hasta maneja grandes momentos de humor grupal, propios de la entrañable JLI de Giffen y De Matteis.

Sin embargo todo se ve empañado con la absurdidad de las tramas derivadas de Metal, de las que están tratando de tirar pero a nadie les gustan demasiado.
El trabajo de Cheung y Morey es insuperable. Ideal para este regreso. La presentación de la Doom League y la vuelta de tantos iconos.

Esperemos que el Multiverso Oscuro dure solamente un arco argumental y esto evolucione a donde realmente quiere llevarlo el autor y nos sus jefes.

Screenshot_20180610-202757

‘The Unexpected’ #1. El comic de Steve Orlando, Ryan Sook y Cary Nord comienza con la reintroducción de un personaje noventero como Firebrand de Brian Augustyn & Sal Velluto. Una de esas series que fueron un fracaso pero algunos nostálgicos la siguieron y ahora reflotan. Están volviendo los noventas, lo aviso. Didio tira mucho de esa época nefasta y Snyder le sigue bastante la corriente.

La historia se entiende pero no tiene sentido alguno ni gracia.

El arte se destaca ampliamente sobre el guión, siendo realmente lo único que disfruté del issue. Los diseños chungos me van mucho más que sus historias, como a casi cualquiera de nosotros comiqueros.

Otra vez los metales, personajes nuevos u olvidados y mucho músculo, hard rock, calaveras y gesto de cuernitos. Me ha cansado esta división de la editorial y me termino quedando con solamente dos, tres títulos. Por ahora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.