Duelo seriéfilo | ‘Dirk Gently: Agencia de Detectives Holística’ T02 (2016-2017)

Crónica de una muerte anunciada.

dirk-s2-announcement

Tras el exitoso (para nosotros) experimento que llevamos a cabo el pasado mes de diciembre, Dani Padró y Juan Gabriel Roig se baten en un duelo de opiniones sobre la segunda temporada de esta alocada serie creada por Max Landis. ¿Se merecía una cancelación tras su segunda temporada? ¿Pasará a formar parte de la amplia galería de series injustamente canceladas? La polarizada respuesta, a continuación.

Dirk Gently ha conseguido escapar, por arte de magia, de Ala Negra, mientras que Todd y Farah (Jade Eshete), intentan hallar la forma de dar con él. Resulta que alguien le ha pedido a Dirk que encuentre a un niño y lo lleve a un país llamado Wendimoor. Durante esta nueva misión, el grupo deberá enfrentarse a los conocidos enemigos y a nuevos que aparecen.


Crítica de Juanga

Dirk Gently

Tras una larga desaparición, llego de nuevo con ordenador al fin, para empezar con un gran e interesante duelo. Es mi deber proteger esta serie y explicar por qué a mi sí que me ha gustado.

Estoy hablando de la segunda temporada de ‘Dirk Gently’ (Max Landis, 2016-2017), esa serie de la cual hablé tan bien en una de mis antiguas críticas. Debo empezar advirtiendo a los lectores que va a haber spoilers sí o sí, al menos para saber como nos dejó la primera temporada.

Lo dicho, voy a iniciar este artículo explicando cómo hemos llegado hasta la segunda temporada. Al final de la primera, nuestro experto investigador de casos holísticos consiguió resolver el caso junto a su nuevo amigo Todd (Elijah Wood), pero nos dejaron muchas tramas abiertas, dejando claro que la serie seguiría. Recuerdo cuales son:

Amanda (Hannah Marks), la hermana de Todd, se ha unido a los 3 Pendencieros, ya que son los únicos que pueden ayudarla con su enfermedad, pero tres de ellos han sido capturados por Ala Negra. Dirk (Samuel Barnett) también fue capturado por Ala Negra, al igual que Ken (Mpho Koaho), el nuevo compañero de Bart (Fiona Dourif). Y por último, descubrimos que Todd también tiene parabulitis, la misma enfermedad que su hermana.

Estos son los datos importantes que deben saberse para empezar a ver la segunda temporada. Si visteis la primera (siguiendo mi gran recomendación) os habréis enterado, sino, lo dudo bastante, así que ya podéis ir viéndola.

owuFMNLH6pQy4VarKhfH5rGXk37.jpg

Acepto que es complicado que esta serie enganche a un gran número de audiencia. Admito que el tipo de humor que lleva la serie durante todos sus capítulos es algo forzado, aunque personas como yo, que nos reímos fácilmente, es un humor suficientemente bueno para hacernos seguir viendo la serie.

La trama de esta temporada engancha algo menos que la anterior, pero aún así me ha entretenido. Baja el ritmo por culpa de que no consigue lo mismo que la primera temporada, la cual te planteaba unas dudas que deseabas saber como se resolvían. En esta nueva, la única duda es la principal de la trama.

Lo que sí que mantiene es el gran colorido que caracteriza la serie, incluso le dan unas cuantas vueltas más, ya que el imaginario mundo de Wendimoor es muy colorido, incluso demasiado en algunas ocasiones, pero sin llegar a empalagar.

Teniendo en cuenta como fue la primera temporada, es de esperar que la segunda siga teniendo ese tipo de humor, a veces absurdo, y siga con la temática del “destino”, el resolver los casos simplemente por estar en el sitio adecuado en el momento oportuno. Solo hace falta adaptarse a la magia que añaden y a los mundos de fantasía.

Pero bueno, opino que si la primera temporada te ha complacido, esta también lo hará, aunque si solo fue un aprobado suficiente para ti, es muy normal que la segunda temporada sea una pequeña decepción.

4c3e454540c556311e52220ad3a8bb9b

Resumiendo, aún con todo, sigo recomendando fuertemente que veáis esta nueva temporada de una serie que se llevó una gran puntuación por mi parte. Y que le deis una oportunidad, porque aunque se haga pesada al principio, llega un momento en que el ritmo coge un cariz muy interesante.

Valoración:

Batman complacido
Batman complacido

Crítica de Dani Padró

Imagen relacionada

¿Conocéis el sabor a fresa? Asumo que sabéis a qué sabe una fresa, pero yo hablo del aroma artificial de fresa. Ese sabor que se le hecha a los chicles, medicamentos, pasta de dientes y Red Bull, que nada se parece a la fresa de verdad y que es más parecido a lo que sabe el plástico de las bolsas nuevas de basura (no hace falta que lo pruebes, confía en mí). Ese es el sabor que me ha dejado la segunda temporada de ‘Dirk Gently‘. Podría dejar la crítica aquí, pero tengo un poso de ira que necesito evacuar.

Después de haber visto la segunda temporada de Dirk Gently tengo la sensación de haber despertado de una resaca de éxtasis en una orgía furry. Lo digo sin ánimo de ofender las preferencias sexuales de nadie, si no fuera por la intuición de que esa fue la inspiración de Max Landis para esta temporada.

Sea intencional o no, este segundo capítulo de las aventuras del detective holístico poseen una cualidad infantil y perversa, como si hubiera sido diseñada a gusto de un niño sociópata. Su violencia es excesiva y trivial, y creo que es la primera vez en la historia del universo que me quejo del exceso de violencia en algo. Tal vez me esté haciendo mayor. O tal vez es que ésta temporada es una flamígera montaña de basura. Lo dejaré al gusto del lector.

Puede que sea snob criticar a una serie por su presupuesto, pero uno de las cosas que más me ha sacado de la serie es lo artificial y barato que parece todo. Así como los elementos más arriesgados de la primera temporada acababan teniendo encanto a pesar de lo cutre (¡exoesqueleto a vapor! ¡máquinas del tiempo a lo steampunk!), Wendimoor parece salido una partida de rol en vivo (pasatiempo que recomiendo encarecidamente). No me importaría si fuera una clara apuesta por una estética de serie B, pero parece el resultado de querer abarcar más de lo que su producción podría ofrecer, en lugar de optar por jugar la carta del misterio.

Resultado de imagen de dirk gently season 2

Todo lo provocador que resultaban los personajes y situaciones en su primera temporada toman una deriva ingenua y simplona. La humanidad de sus protagonistas es reducida a una caricatura. Bart se convierte en una niña que no sabe interactuar con adultos, que en mi opinión es mucho menos fascinante que la implacable personificación del caos a la que nos tenía acostumbrados. Ken da un giro surrealista (en plan mal) a su arco de personaje, Todd deja de ser el hombre común para convertirse en un héroe holístico sin contradicciones ni sentido. Personalmente creo que lo interesante del personaje era su confusión. Todd era el suplente del espectador, que se iba encontrando en una trama absurda que resultaba tan delirante para él como para nosotros. Su carácter de perdedor le daba esa magia de personaje propio de Douglas Adams. Entiendo el impulso de los creadores por aumentar esa dimensión y hacerle evolucionar de temporada en temporada, pero el fantástico Todd de la primera, con su actitud de chico punk superviviente navegando una vida sin aparente sentido, se pierde para convertirse en un Dirk Gently de segunda (nunca mejor dicho).

Por no hablar del propio Dirk Gently. He de admitir, que aunque acabó cayéndome en gracia, fue lo que más me costó digerir de la primera temporada. Sobre el papel me parecía un concepto gracioso (un detective privado ingenuo, con algo de pluma, optimista y colorido, ¡qué distinto al cliché!). Su interpretación me parecía histriónica e irritante, pero luego empezaron a formar parte de la esencia del personaje. Dirk Gently era un optimista de buen corazón que metía a gente ajena en problemas sin mala intención, pero sin importarle su opinión. Tenía una cualidad superheroica. Su función no era ser complejo o taciturno, sino compartir su sabiduría holística con Todd. Lo interesante era observarlo desde la distancia junto al personaje de Elijah Wood, dividido entre las ganas de querer estrangularlo y ofrecerle una ovación en pie. Para darle tridimensionalidad le han intentado dar un arco a través de una crisis de fe que se siente forzada, le quita el rasgo definitorio del personaje y no aporta nada interesante.

Imagen relacionada

Ninguno de los nuevos personajes incorporados me han parecido necesarios, a pesar de que están interpretados por actores que me han gustado. Si pudiera destacar algo gratamente es la interpretación de Lee Majdoub, que interpreta a Silas Dengdamor con una verosimilitud y aplomo inusuales en el conjunto.

Sí, es divertida. Sí, la he visto entera. Sí, hubiera visto la siguiente temporada. Pero antes había algo. Algo que se ha perdido, que hacía la temporada anterior sustancial y no una serie de acontecimientos caprichosos. En resumen, si la segunda temporada de esta serie fuera un ente físico, me gustaría darle un puñetazo a la cara.

Valoración:

batman incredulo
Batman incrédulo
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.